Visitas

free counters

agosto 16, 2017

Jesús, nuestro todo

     Saludos, 

Esta semana cito del libro Red Like Blood (Rojo como la sangre) de Joe Coffey y Bob Bevington (esta sección fue escrita por Bob).  Una historia cruda y conmovedora que nos abre los ojos a la realidad de vivir una fe cómoda, que es muy común entre muchos de nosotros.

     Las tres frases de la persona que entrevistan, Daniel - 1) Jesús es todo lo que tengo, 2) Jesús es todo lo que necesito y, 3) Jesús es todo lo que quiero - resumen este mensaje.  Cuando lo leí, me sentí incómodo porque sé que nunca he estado en una situación tan crítica y, aun así, con frecuencia siento que Dios no me bendice como a otras personas.  Sé que puedo repetir estas frases pero, como el autor, mi vida también está llena de otras cosas que interfieren y que, a pesar de que no me guste admitirlo, apuntalan mi identidad.  Espero que el mensaje llegue muy profundo y que, como Daniel, ¡Jesús llegue a ser nuestro todo!

Imagen relacionada     En mi segundo viaje a India, serví como asistente de mi buen amigo, Brad.  Él es un camarógrafo talentoso.  Nuestra misión era captar la esencia del  ministerio de la Liga Evangélica en India.  Yo tenía que entrevistar a las personas, haciendo preguntas que no aparecían en la cámara.  Un día, los dos alimentamos a un grupo de unos 30 leprosos, que fue una experiencia bastante conmovedora.  Reconocí a uno de ellos que había conocido en mi primer viaje.  Su nombre era Daniel - él era un pastor y un leproso.  Tenía una cara inolvidable - había perdido la mitad de su nariz por la lepra.  El traductor también lo conocía, y preguntó a Daniel si lo podíamos entrevistar.  No imaginaba que iba a tener un encuentro cara a cara con una de las magias más poderosas que he encontrado. 

Resultado de imagen para jesus yoke
     Comencé la entrevista con una afirmación.  "Sabemos que en la India se cree que los leprosos están bajo la maldición de Dios.  Siendo así, ¿cómo te sientes al saber que Jesús es quien carga con tus maldiciones?"  Después de una larga pausa, la respuesta llegó a través del traductor.  "Jesús es todo lo que tengo."  Asentí con la cabeza, sabiendo que, literalmente, Daniel no poseía nada.  Aun así, sus ojos dejaban ver un contentamiento profundo y una alegría poco vista en ...  Para ser honesto, quedé paralizado y no se me ocurrió una segunda pregunta.  Pero Daniel habló y dijo, "Jesús es todo lo que necesito."  Seis palabras que decían mucho y ¡yo sabía que revelaban el auténtico secreto de la magia pura!  Me miró, esperando pacientemente mi respuesta, pero yo estaba mudo.  Comencé a orar en silencio, pidiendo la ayuda de Dios.  En ese momento, Daniel comenzó a hablar por tercera vez.  Mis ojos se clavaron en su rostro al tiempo que sus palabras fluían a través del traductor como flechas mágicas que penetraban en lo profundo de mi alma, "Jesús es todo lo que quiero."

Resultado de imagen para camino al cielo     Esa noche, Brad y yo hablamos hasta la madrugada.  Le dije que sentía celos de la fe de Daniel.  Que estaba triste porque sabía que mi fe nunca sería tan pura como la suya porque tenía tantas cosas en las que apoyaba mi vida.  Brad se sentó y me escuchó por mucho tiempo.  Finalmente dijo en voz baja, "Tienes razón... a menos que algún día te encuentres en el proceso de muerte y te quiten las cosas, una a una."  Irónico, ¿no?  Pero es verdad.
pp. 49-50

     Jesús nos llama a tomar nuestra cruz - símbolo de muerte - y seguirlo (Lc 9:23).  Sin embargo, las distracciones de todo lo que queremos tener, todo lo que queremos ser, todo lo que queremos llegar a ser, compiten con nuestro llamado a crecer a la estatura del señor Jesús (Ef 4:13).  Muchas de estas cosas son valoradas en nuestra sociedad y, si no tenemos cuidado, se pueden volver nuestros ídolos - lo hacen cuando se vuelven más importantes que nuestra fidelidad a Dios. 

Resultado de imagen para iceland

     Daniel lo ha perdido todo, pero ha ganado el conocimiento de sus prioridades, ¡Jesús es su todo!  Sólo recordando permanentemente que nuestro hogar está en el cielo nos ayuda a mantener este mismo orden de prioridades.  No lo olvidemos, para quienes hemos sido salvados, ¡Jesús es nuestro todo!  ¡Lo más valioso que jamás podamos anhelar!

     Bendiciones

Guillermo Bernáldez Flores

agosto 01, 2017

Una iglesia comprometida

     Saludos,

Al estar enfrentando nuevos desafíos y proyectos como pastor de una iglesia local, he estado leyendo acerca del tema.  El libro Follow me (Sígueme) de David Platt ha sido desafiante.

Resultado de imagen para follow+me+platt          En medio de una sociedad que se ha conformado a ser espectadora y poco comprometida, la idea de participar entregando nuestra vida por amor a quien dio todo por nosotros (Jesús) es bastante revolucionaria.  Sin embargo, ésa era la imagen que encontramos en el Nuevo Testamento.  Espero que esta lectura sea desafiante y que nos mueva a ser sal y luz en nuestra sociedad y el mundo. 
Resultado de imagen para iglesia
     ¿Qué es la iglesia?  Desafortunadamente de la misma manera en que hemos diluido lo que es ser cristiano en nuestros días, también hemos distorsionado lo que significa ser iglesia.  La mayoría de la gente ... asocia la iglesia con un edificio...  En estos tiempos, plantar una iglesia casi es lo mismo que construir un edificio...  

     Identificar iglesias como edificios puede parecer normal para nosotros, pero no es algo que se encuentre en el Nuevo Testamento.  Nunca encontramos que la iglesia sea descrita como un edificio físico...  

Resultado de imagen para followers     Cuando hojeas las páginas del Nuevo Testamento, ves una imagen muy distinta de la iglesia; en lugar de un edificio, ves un cuerpo conformado por miembros y una familia conformada por hermanos y hermanas que juntos han muerto a sí mismos y viven en Cristo.  Los cristianos están unidos por la muerte de Cristo, su Espíritu, su evangelio, sus sufrimientos y su vida.  Bíblicamente, la iglesia no está formada por personas que simplemente se estacionan y juntos participan en programas.  En lugar de eso, la iglesia se forma con personas que comparten la vida de Cristo unos con otros; cada día, cada semana.

Resultado de imagen para juntos     Éste es el patrón que establecieron Jesús y sus discípulos desde el principio.  Jesús amaba a esos doce hombres: les servía, les enseñaba, los corregía, los animaba y compartía su vida con ellos.  Jesús pasó más tiempo con estos doce discípulos que con todas las otras personas en su ministerio, aun sumando el tiempo.  Caminaron juntos en caminos desolados, conversaron, navegaron y pescaron juntos en el mar de Galilea, oraron juntos en el desierto y en las montañas y adoraron juntos en las sinagogas y el templo.

Resultado de imagen para mutuamente     Durante todo este tiempo juntos, Jesús les enseñó cómo vivir y les mostró cómo amar compartiendo su vida con ellos.  De la misma manera, el Nuevo Testamento ve a los seguidores de Jesús viviendo la vida juntos por el amor que se tienen uno al otro.  La Biblia muestra a la iglesia como una comunidad de cristianos que se preocupan uno por el otro, se aman mutuamente, se hospedan mutuamente, se reciben mutuamente, se honran mutuamente, se sirven mutuamente, se instruyen mutuamente, se perdonan mutuamente, se motivan mutuamente, se edifican mutuamente, se animan mutuamente, se confortan mutuamente, oran mutuamente, confiesan sus pecados mutuamente, se estiman mutuamente, se enseñan mutuamente, muestran bondad mutuamente, dan mutuamente, se gozan mutuamente, lloran mutuamente, se duelen mutuamente y se restauran mutuamente. 

     Todos estos "mutuamentes" se combinan y pintan un cuadro.  No de personas que se reúnen en un edificio... personas que han decidido rendir sus vidas para amarse mutuamente.

     Obviamente no estoy sugiriendo que dejemos de usar la palabra iglesia para referirnos al lugar en donde nos reunimos, es una convención de nuestro lenguaje, sino que, como cristianos, consideremos qué es lo que estamos haciendo y a lo que hemos sido llamados.  Es decir, que tengamos un concepto más amplio y más profundo de lo que significa ser un seguidor de Jesús.

Imagen relacionada

     Si entregar nuestra vida a Jesús es vivir "mutuamente" con el resto del cuerpo de Jesús, me parece que es un concepto muy cordial.  No estoy diciendo que sea fácil, se requiere morir a uno y vivir en Cristo.  Sin embargo, ¿quién no quiere vivir en una comunidad como esta?

    Que Dios nos ayude para poder ser su iglesia.  

Guillermo Bernáldez

julio 12, 2017

El fortalecimiento de la fe en los problemas

      Buen día, 
aunque estaba preparando una cita que habla de la iglesia (será para la próxima), cuando un amigo - y mentor - me envió ésta, pensé que era muy apropiada para el día de hoy.  La razón es que un buen número de amigos y conocidos están atravesando por momentos difíciles y creo que las palabras de Charles Spurgeon traerán consuelo y una perspectiva más amplia.

     El libro del que fueron tomadas es Besides still Waters - Words of Comfort to the Soul (Junto a aguas de reposo - palabras de consuelo para el alma).  Yo no he tenido la oportunidad de leerlo, pero de acuerdo a mi amigo es un excelente libro.  Si estás atravesando una situación difícil espero que te sientas confortado; si ésta no es tu situación, espero que esta cita te ayude a estar preparado para cuando lleguen las experiencias amargas.
 
     "Tu fe nunca va a ser débil cuando tú eres débil; pero cuando eres fuerte, tu fe no puede ser fuerte.  Jesús dijo al apóstol Pablo, 'Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad' (2Co 12:9).  La única forma de aumentar tu fe es a través de grandes problemas.  Nuestra fe no se fortalece en días soleados; esto sólo sucede en la tormenta.  Una fe fuerte no cae del cielo como un rocío suave; generalmente, viene en el torbellino y la tormenta.

     Echa una mirada a los viejos robles.  ¿Cómo crecieron sus raíces tan profundamente?  Los vientos de marzo te lo dirán.  No fueron las lluvias de abril o los días soleados de mayo los que hicieron que las raíces abrazaran las rocas.  Fueron los fuertes y rugientes vientos del norte de marzo que azotaban a los árboles.  Los árboles más débiles son aquellos que crecen al abrigo del invernadero. 

     La vida en las barracas no produce buenos soldados.  Loa grandes soldados son forjados en medio de los disparos y el tronido de los cañones.  Tampoco los buenos marineros se hacen en mares tranquilos.  Los buenos marinos se forjan en medio de las profundidades, donde el viento salvaje aúlla, los relámpagos retumban como tambores, las olas golpean repetidamente contra el casco del bote.  Las tormentas y las tempestades moldean a marineros fuertes y aplomados.

     Es el camino de los cristianos.  Debemos esperar grandes tribulaciones antes de alcanzar una gran fe." 

     Sin duda, nadie desea pasar por pruebas y tribulaciones, pero es imposible vivir sin experimentar momentos de profundo dolor y tristeza.  Como hijos e hijas de Dios tenemos la ventaja de saber que Dios es Todopoderoso y todo ocurre de acuerdo con sus decretos y su voluntad.  Por otro lado, el apóstol Pablo, nos enseña que para los que amamos a Dios, todas las cosas son para bien (Rm 8:28).  Obviamente, una fe sólida y madura, es algo bueno y deseable.


     Claro que mientras estamos atravesando lo más duro de la tormenta, sentimos que no podemos más, que hemos llegado al límite.  Sin embargo, las palabras de Spurgeon están llenas de sabiduría.  No se trata de soportar estoicamente confiando en nuestras capacidades, sino confiando en que nuestra propia debilidad nos permite ver y experimentar más claramente el poder de nuestro Padre celestial.

Guillermo Bernáldez Flores

junio 21, 2017

El precio de la misericordia

Buen día, 

nuevamente cito del libro Back to Virtue (Volviendo a la virtud) de Peter Kreeft.  Un libro que he disfrutado mucho por la sencillez con la que el autor explica temas profundos y abstractos. 

     Este día estaremos hablando de la misericordia.  Una palabra a la que, en nuestros días, se le presta poca atención.  Parece que hubiéramos olvidado las palabras que Dios comunicó al profeta Oseas (6:6), y que el mismo señor Jesús repitiera (Mt 9:13; 12:7).  

     Kreeft nos ayudará a entender que la misericordia, cuando es verdadera, es real y costosa.  No es un mero gesto de simpatía o piedad.  Espero que lo disfruten y que nos ayude a amar más profundamente a nuestro Padre celestial.

     "La misericordia es un misterio.  La familiaridad de la palabra nos ciega a este hecho.  La misericordia va más lejos que la razón (¿cómo podría lo podría comprender una computadora?).  La misericordia va más lejos que la justicia, más allá de lo que es correcto, supera a la ley.  En donde la justicia dice 'castigo', la misericordia dice 'perdón.'  Donde la justicia dice 'esto es una deuda', la misericordia dice que no hay deuda, sino que debe dejarse pasar.  Decir que no hay deuda sería una mentira ya que la justicia dice la verdad, y ni la misericordia no puede contradecir la verdad, pero dice, 'Deja pasar la deuda.' ... (Perdona nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores).

     Un error frecuente que se comete con la misericordia, uno que esconde su misterio, es el creer que la misericordia sólo es una actitud subjetiva.  Ese tipo de misericordia no es terriblemente costoso.  Para cambiar la forma de pensar que busca la venganza por el bien del enemigo.  Sin embargo, la verdadera misericordia es más objetiva y más costosa que eso.  Olvida deudas que son objetivamente reales, no subjetivamente imaginarias, deudas que deben ser pagadas. 

     La misericordia va más lejos que la justicia, pero no la abarata.  Si yo te perdono los cien dólares que me debes, quiere decir que yo debo usar cien dólares más de mi propio dinero para pagar a mis acreedores. No puedo hacerte más rico sin hacerme yo más pobre.  Si la deuda es objetivamente real, debe ser pagada; y si es mi misericordia la que reduce tu deuda, yo debo pagarla.  Esa es la razón por la que Cristo tuvo que morir.  Dios no dijo simplemente, 'Olvídalo.'  En lugar de eso dijo, 'Perdónalo.'  Eso implica que, si nosotros no pagamos, él mismo tuvo que pagarlo. 

     Esa forma de actuar no es la excepción, no es una rareza, sino que es el paradigma de la misericordia; por lo tanto, podemos esperar que la misericordia también nos cueste algo a nosotros.  La misericordia sustrae, resta. 

     Esa es la razón por la que es paradójico y sorprendente escuchar a Jesús decir que la misericordia suma, que los misericordiosos son bendecidos."
pp. 113-114

     Entendido de esta manera, la misericordia es realmente costosa.  Mira lo que le costó a Dios: la infinitamente preciosa vida de su propio Hijo. 

     Sin duda, las palabras de Kreeft nos llevan a reflexionar en la misericordia de Dios, que es lento para la ira y grande en misericordia (Sal 86:15; 103:8; 145:8).  No son los únicos versículos en la Biblia que describen la misericordia de Dios.  Hay  muchos a lo largo de ella. En el Nuevo Testamento se hace patente con la encarnación - Dios hecho hombre.  También con el Espíritu Santo que mora en y entre nosotros.


     Todas éstas son nociones agradables y reconfortantes, pero cuando nos damos cuenta del precio que Dios, Jesús y el Espíritu tuvieron que pagar, lo agradable y reconfortante son acompañados de gratitud y amor.  Ser receptores conscientes de la misericordia de Dios es un evento que nos transforma desde lo más profundo.  No podemos seguir siendo los mismos porque hemos sido transformados, hemos nacido de nuevo, somos nuevas criaturas.

     Agradeciendo a Dios por su gran misericordia, 

Guillermo Bernáldez Flores